Inicio Tips

Tips

Tips

1. Haz clic en el menú Inicio y luego en Dispositivos e impresoras. ¿Ves tu impresora? Haz doble-clic sobre ella y elige Ajustar las opciones de impresión.

Lo que verás varía de impresora a impresora, pero casi siempre encontrarás las siguientes opciones:

Resolución: se mide en DPI. Cuanto más baja, menos tinta usas

Imprimir texto en negro: ideal para ahorrar color

Ahorro de tóner / cartucho: En la configuración de la impresora, buscar la opción de Ahorro de Tóner y activas la función.

Estas opciones solo aparecen si usas los controladores oficiales de la impresora. En el pasado ya explicamos cómo encontrar los drivers para cualquier dispositivo. Si por alguna razón tu impresora carece de un modo de ahorro de tinta o el que existe no te satisface, puedes usar InkSaver, que hace de mediador entre la impresora y el controlador.

2. Usa tipografías especiales, programas y webs para ahorrar tinta A veces, ni configurando la impresora a conciencia se logra un ahorro significativo de tinta. Y entonces toca emplear utilidades especialmente pensadas para ahorrar en costes de impresión. Su eficacia es variable, pero se pueden combinar para mejorar los resultados.

Ecofont es una fuente con agujeros que permite ahorros de hasta el 50% EcoPrint, una utilidad que reduce el consumo de tinta y te dice cuánto ahorras GreenCloud, un kit de herramientas para ahorrar papel y tinta PrintWhatYouLike, una webapp que convierte sitios web para que su impresión sea más barata

CleverPrint modifica los documentos antes de imprimirlos para optimizar el gasto de tinta

PrintFriendly, es otra web tra web en la que pones una dirección y te saca una versión ecológica. Los programas desde los cuales imprimes también suelen tener opciones de ahorro, aunque no es lo más habitual. Adopta como sana costumbre pasar por la vista previa de impresión en lugar de ir por la impresión directa.

    Porfavor espera...
Contacto